El funcionamiento de una lotería al momento de anunciar los ganadores se basa en el azar, sin embargo, la estructura de fondo puede ser más compleja que simple suerte o aleatoriedad.

La lotería del niño es una de las loterías que busca complejizar un poco más la forma en la que se reparten los números. El sistema está basado en decimos, los cuales serán los números que se le venden al público para concursar.

Los décimos se forman por las 50 series de cada billete de 10 fracciones de los 100.000 números existentes, lo que arroja un total de 5.000.000 de decimos. Esto quiere decir que los décimos del niño son los números que compramos para participar en la lotería.

Las personas pueden adquirir un décimo por la suma de 20 euros, lo que les permitirá participar por alguno de los premios ofrecidos.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *